El coronavirus podría inactivarse con gas ozono de baja concentración sin efectos secundarios, según un estudio

El grupo de investigación del profesor Takayuki Murata, de la Universidad Médica de Fujita (Japón), ha descubierto que el coronavirus podría inactivarse con gas ozono de baja concentración, sin ningún tipo de efecto secundario sobre el cuerpo humano.

El profesor Murata ha asegurado que el gas ozono es beneficioso contra el coronavirus incluso en concentraciones bajas (de 0.05 o 0.1 ppm), y apuesta de forma muy decidida por su efecto descontaminante.

Este descubrimiento abre nuevas posibilidades para protegerse de la infección del nuevo virus más allá de la distancia, gel y mascarilla. Por ejemplo, en lugares con una elevada circulación de personas, tales como escuelas, consultas médicas o transporte público, sería posible instalar un generador de ozono que pueda mantener una concentración baja y un control de concentración adecuado para el cuerpo humano, y que se podría utilizar en todo momento.

Esto es lo que hará el Hospital Universitario Médico Fujita, que ya ha anunciado que iniciará esfuerzos para reducir el riesgo de infección en refugios hospitalarios, habitaciones de hospital, etc. mediante el uso de un generador de ozono ya previamente instalado. 

Los antecedentes

Ya era algo bien sabido por la ciencia que el gas ozono tiene la propiedad de inactivar muchos patógenos, y ya se había informado de su efecto sobre el nuevo coronavirus. Sin embargo, en experimentos anteriores se había utilizado gas ozono con una alta concentración (de 1.0 a 6.0 ppm), y eso generó una comprensible preocupación por su toxicidad en el cuerpo humano. La novedad del descubrimiento del grupo de investigación del profesor Murata es la revelación de que el gas ozono tiene un efecto descontaminante sobre el coronavirus en concentraciones bajas (de 0.05 y 0.1 ppm probadas), unas concentraciones totalmente aceptables para el cuerpo humano. Este efecto descontaminante sería más pronunciado aún en condiciones de alta humedad.

X