Dra. Gloria Rovira Duplaa,

¿Puede hacernos un pequeño resumen de su trayectoria en el campo de la ozonoterapia?

Después de realizar mi doctorado en la Facultad de Medicina de Hannover (Alemania) me inicié en el desconocido campo de la Ozonoterapia de la mano del Prof. Dr. Med. Ziad Fhamy, catedrático de reumatología y director de la Augusta Klinik en Bad Kreuznach (Alemania). Él era en aquel momento uno de los precursores de la Ozonoterapia en Alemania y Vicepresidente de la Sociedad Médica alemana de Ozonoterapia. Con él tuve la suerte de aprender las diferentes indicaciones al tratamiento mediante ozono/oxígeno, campo totalmente desconocido en aquel entonces en España.

En 1987 regresé a España y puse en marcha, en la Clinica Quirón de Barcelona, la primera Unidad de Ozonoterapia del país. Dicha unidad continua todavía en el Hospital Quirónsalud Barcelona, atendiendo también a nuestros pacientes en el Institut Català d´Ozonoterapia.

Desde el año 1986 soy miembro de la Sociedad Medica Alemana y actualmente Vicepresidenta II de la SEOT.

He participado en congresos nacionales e internaciones de Ozonoterapia como ponente y moderadora y de forma periódica formo parte del equipo docente de SEOT para la formación de médicos interesados en esta técnica.

Desde la implantación de la Unidad en el Hospital Quirón de Barcelona en 1987, ¿podría decirnos cuáles han sido los principales avances que se han logrado en la ozonoterapia?

En un primer momento las indicaciones que teníamos estaban más relacionadas con el campo de la angiología y los problemas vasculares. Tratábamos básicamente retardos de cicatrización, ya fueran úlceras en las piernas o heridas traumáticas o postquirúrgicas y también trastornos relacionados con los problemas circulatorios: arteriosclerosis cerebral incipiente, claudicación intermitente de las extremidades inferiores de origen vascular. Después nos empezaron a derivar pacientes con problemas de cicatrización postquirúrgicos, especialmente cirugías radicales de mama. Más adelante, los ginecólogos empezaron a remitirnos pacientes con vulvovaginitis de repetición refractaria al tratamiento farmacológico habitual.

A partir del año 2003 se produjo un gran cambio en la Unidad ya que empezamos a tratar dos grandes patologías: Hernias discales y artrosis de rodilla. Este fue el comienzo de la expansión de la Ozonoterapia, ya que los traumatólogos, reumatólogos y neurocirujanos empezaron a ver en ella una posible e interesante forma de tratamiento.

En la actualidad, ¿cuál son las principales patologías que se están tratando con la ozonoterapia?

Como Unidad de Ozonoterapia de Hospital Quironsalud Barcelona, continuamos tratando, junto con el neurocirujano Dr. Pablo Clavel, las hernias de disco y discopatías degenerativas que, según nuestro criterio, pueden beneficiarse del tratamiento mediante discolisis percutánea con ozono y así evitarse una cirugía convencional. Esta técnica precisa ingreso de medio día en el hospital.

En el Institut Català d´Ozonoterapia realizamos los demás tratamientos. Continuamos siendo un centro de referencia para los retardos de cicatrización y tratamos todo tipo de problemas derivados de la artrosis (rodilla, cadera, hombro, etc). Desde 2002 contamos con un especialista en Dolor, el Dr. Daniel Samper, miembro activo de la SED (Sociedad Española del Dolor), realizándose tratamientos epidurales con ozonoterapia en pacientes con estenosis de canal medular. La Fibromialgia Reumática y el Síndrome de Fatiga Crónica son otras patologías que responden favorablemente al tratamiento con ozonoterapia.

¿Pueden ser tratados con esta tecnología todo tipo de pacientes siempre que sufran alguna de las patologías indicadas o existen algunos para los que está contraindicada?

El tratamiento con ozono, realizado por médicos debidamente formados, es un tratamiento muy seguro que apenas tiene contraindicaciones ni efectos secundarios. Precisamente personas que, por motivos de salud -ya sea porque son hipertensos o diabéticos-, deben evitar fármacos antiinflamatorios y corticoides, pueden tratarse sin problema con ozonoterapia.

Hay dos contraindicaciones básicas: el embarazo y los pacientes con déficit de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa (fabismo), patología poco frecuente en nuestro entorno. También se desaconseja tras un infarto de miocardio reciente

En líneas generales, ¿cuáles considera que son los resultados medibles beneficiosos de las personas que ha tratado usted mediante la ozonoterapia?

En el caso de los retardos de cicatrización siempre realizamos un seguimiento fotográfico de las lesiones para ir viendo la evolución de las mismas con el tratamiento y poder de esta manera valorar el beneficio o no de la técnica. Los pacientes tratados mediante ozonoterapia suelen ser portadores de lesiones de larga evolución y de difícil tratamiento. La cicatrización de estas lesiones suele ser lenta y el control fotográfico nos ayudará en su correcto seguimiento. La desaparición del dolor en los casos en que este síntoma está presente y el hecho de que el tratamiento sea totalmente indoloro hace que esta forma de terapia sea muy bien valorada por los pacientes.

¿Qué ensayos o estudios ha promovido usted en el campo de la ozonoterapia? ¿Nos podría hablar de alguno de ellos?

Básicamente nuestras publicaciones médicas están relacionadas con el campo de los retardos de cicatrización. Tenemos trabajos publicados en la revista Angiología y también en la revista Iberolatinoamericana de cirugía plástica y estética. Así mismo hemos participado en varios estudios junto con el Dr. Bernardino Clavo, oncólogo del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrin, con los que tenemos también varias publicaciones indexadas.

En el campo del dolor, publicamos en 2013 un articulo en la revista de la SED: “Tratamiento de la gonalgia por gonartrosis con ozono intrarticular”

¿Por qué considera que es importante que los centros sanitarios apliquen esta tecnología en su cartera de servicios?

Todas las técnicas que aporten un beneficio claro para los pacientes deberían estar incluidas en los servicios sanitarios. Poder decidir qué técnica aplicar en cada momento es decisión de los médicos y con la debida información también de los pacientes.

¿Qué pasos se están dando en Catalunya para la implantación de la ozonoterapia en otros centros hospitalarios?

Cada vez son más las unidades del dolor y los traumatólogos y neurocirujanos que utilizan la ozonoterapia como parte de su arsenal terapéutico, aunque de momento siempre a nivel de Medicina privada.

¿Por qué razones puede considerarse la ozonoterapia como una tecnología sanitaria? ¿Qué argumentos ofrecería a las personas que la consideran como una pseudociencia?

La ozonoterapia es una técnica que empezó a utilizarse en Medicina durante la primera Guerra Mundial, cuando todavía no habían sido descubiertos los antibióticos y muchos soldados morían por heridas de guerra infectadas. Se inició su aplicación en países de habla germana, Alemania, Suiza y Austria y poco a poco, y a medida que se ha ido comprobando su eficacia se ha ido extendiendo a nivel mundial. A día de hoy se han tratado cientos de miles de personas consiguiéndose claros beneficios médicos y casi nulos efectos secundarios.

Cada indicación tiene un protocolo de tratamiento bien definido, pudiéndose replicar los resultados obtenidos. Cada vez hay más ensayos clínicos bien realizados y mensualmente aparecen publicaciones indexadas en Pubmed sobre esta forma de tratamiento.

¿Cómo animaría a las personas que, por desconocimiento, tienen miedo de someterse a esta tecnología?

Que acudan solamente a médicos formados en esta forma de terapia y con experiencia en el tratamiento mediante ozono. Las posibilidades de efectos secundarios son mínimas cuando la técnica está bien realizada y los resultados acostumbran a ser muy buenos cuando está bien indicada.

¿Cuál es el procedimiento habitual para informar a los pacientes acerca de esta tecnología?

El mismo que seguiríamos antes de la realización de cualquier terapia. En primer lugar tenemos que explicar nuestro diagnóstico y después proponer la terapia, explicando los posibles efectos adversos, que son mínimos cuando tomamos todas las medidas de esterilidad que se precisan. La firma de un consentimiento informado es imprescindible antes de la aplicación de la técnica.

¿Cuál es su relación actual con las personas tratadas y qué tipo de seguimiento es necesario realizar?

Este año falleció por COVID 19 una paciente que se visitaba en la Unidad desde el año 1988. Empezamos tratando a su padre y después continuó ella como paciente. La relación con los pacientes es muy diferente si se trata de patologías crónicas como es el caso de la artrosis, que va a necesitar un mantenimiento y por tanto podemos continuar viendo al paciente durante mucho tiempo. Sin embargo, para otras patologías como las vulvovaginitis de repetición o las hernias discales el paciente no acudirá más a nuestra consulta y sólo mantenemos el contacto con ellos a través de otros pacientes que nos vienen recomendados por los que previamente hemos tratado.

En relación con el COVID-19, ¿cómo considera usted que puede ayudar esta tecnología en su tratamiento y en el colapso del sistema sanitario español?

Se tienen que realizar estudios clínicos a este respecto ya que no disponemos de datos suficientes. De todas maneras, y dada la situación actual, si de mi dependiera, la implementaría ya mismo. El coste del tratamiento es ínfimo si lo comparamos con otras terapias y si podemos disminuir el número de pacientes que precisen entrar en la UCI creo que es un gran paso y un gran ahorro de recursos sanitarios y de vidas. Esto exige como mínimo la realización de un ensayo clínico controlado que debería estar siendo promovido por sanidad.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta esta tecnología sanitaria a corto y a medio plazo?

Ninguna de las empresas fabricantes de ozono médico tienen la suficiente capacidad económica para promover ensayos clínicos que es lo único que respalda y avala en estos momentos cualquier terapia que queramos implementar. Hasta que no se pueda demostrar mediante publicaciones en revistas de alto impacto que la Ozonoterapia es una técnica válida para determinadas patologías la ozonoterapia continuará teniendo un lado oscuro.

¿Cuáles son los principales pasos que debe dar la Sociedad Española de Ozonoterapia (SEOT) para ser conocida tanto a nivel social como médico?

Dar difusión de todas las publicaciones médicas que periódicamente aparecen publicadas en revistas médicas y sobre todo apoyar y potenciar el rigor de los profesionales que trabajan con esta terapia.

X